De los PEPRI’S a los “Planes Integrados de Gestión del Patrimonio Cultural”. (1ª Parte).


Fueron la primera herramienta, el primer intento de regular el día a día de nuestro casco histórico; y como todo lo que se hacía en aquellos tiempos, todo lo que tenía de buenas intenciones y buenas ideas, lo compensaba (para mal) con una carencia absoluta de visión a medio y largo plazo sobre los objetivos a los que debía ser enfocada.

A los poco año de su entrada en vigor ya sufríamos (y aún seguimos haciéndolo) su falta de concreción en muchos temas (vivienda, regulación de espacios públicos, cableado, ocupación vía pública, etc, etc,etc); debido principalmente a la propia redacción de su articulado, que dejaba múltiples lagunas de interpretación, que lógicamente han sido hábilmente explotadas por todos (particulares, políticos mediocres y técnicos sin escrúpulos) para hacer y deshacer a su antojo; encontrándonos con multitud de ejemplos de aberrantes actuaciones (Can Botino, pavimentación de calles de Dalt Vila, etc, etc).

Podemos plantearnos la revisión de los Pepris de Dalt Vila, Sa Penya y La Marina; pero desde mi punto de vista creo que debemos ir un poco más allá y ser algo más ambiciosos.

Desde el año 1999 somos Patrimonio de la Humanidad, y teniendo en cuenta que gran parte del mérito se lo debemos a nuestro recinto amurallado (Dalt Vila para entendernos), y teniendo en cuenta también que dicho galardón nos obliga a concretar las actuaciones presentes y futuras que se lleven a cabo en los bienes incluidos en la declaración en un Plan de Gestión… podríamos plantearnos el ir un poco más allá como decía anteriormente.

Dicha recomendación de redactar un Plan de Gestión para los bienes incluidos en cualquier declaración de Patrimonio de la Humanidad, que normalmente ya se redacta y entrega a la hora de presentar la candidatura (como marca el más elemental sentido común), ha sido cobarde, mezquina y absurdamente obviado y desechado por todos los equipos de gobierno que han pasado por este Ayuntamiento desde aquel 1999.
Sin ni tan siquiera una simple y elemental hoja de ruta que marcase los objetivos, ni los mínimos estudios elementales que definiesen las necesidades presentes y futuras (hablo e aquellos años); se dedicaron a distribuir de manera absurda, incompetente y fuera de toda lógica ingentes cantidades de dinero público sin ton ni son… con los resultados hoy visibles.
No descargo mi parte de culpa en tiempo que formé parte de ese circo, pero intenté por todos los medios hacer lo posible…

¿A dónde hemos llegado?… básicamente seguimos exactamente igual que antes… pero nos queda menos tiempo para presentar a UNESCO un plan de gestión.

El actual equipo de gobierno (bueno, mejor no generalizaré habida cuenta de los cambios recientes), los que han gobernado y tenido la responsabilidad de gestionar este área hasta ahora se han comportado exactamente igual que los anteriores, es decir, han pasado absolutamente de todo y se han comportado de manera cobarde y mezquina sin ni al menos intentar cambiar los modos y las formas, la orientación de los objetivo, la prioridades en las inversiones, etc…

Llegados a este punto, queda poco menos de dos años para presentar a UNESCO un Plan de Gestión de los bienes incluidos en la declaración de Patrimonio de la Humanidad, no vamos a tratar aquí de la importancia capital de dicho plan, pero hay que señalar que “pasándose nuevamente por el arco de triunfo” las recomendaciones de UNESCO sobre cómo enfocar y plantear la redacción de dichos documentos, desde el Ayuntamiento de Ibiza se encarga a los técnicos de turno (patrimoniales y de otras áreas) la redacción de dicho Plan de Gestión, obviando y ninguneando totalmente a aquellas asociaciones, entidades y personas interesadas en formar parte de la planificación y redacción de dicho documento; aportando sus razonamientos, ideas e inquietudes.
Teniendo todo esto en cuenta, decidí por mi cuenta y riesgo tratar de poner  en marcha un grupo de trabajo englobando a una serie de entidades que creí conveniente estuviesen involucradas en el tema. La respuesta fue muy positiva y de una primera reunión donde expuse mi idea y objetivos ha surgido un germen de grupo de trabajo, que ya se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento para ponerse manos a la obra y ofrecerse para trabajar en la confección de dicho Plan de Gestión.

Por lo pronto, no ha habido respuesta positiva del Ayuntamiento… pero si desde ICOMOS España, donde ya nos han confirmado su total apoyo a esta iniciativa.

Por cierto… os preguntareis qué tiene que ver lo del Plan de Gestión de los bienes Patrimonio de la Humanidad, con los Pepris y los Planes Integrados de Gestión del Patrimonio Cultural, no?… bueno, están intrínsecamente ligados unos con otros… pero eso lo dejaremos para la 2ª parte…

Fin 1ªparte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s