Algunas consideraciones sobre el nuevo pavimento de Dalt Vila. Punto y final.


Juramento ateniense:
“Nosotros nunca traeremos vergüenza a esta, nuestra Ciudad por medio de un caso deshonesto o cobarde.
Nosotros lucharemos por los ideales y las cosas sagradas de la ciudad y haremos lo mejor por estimular la reverencia y el respeto por igual entre aquellos que están entre nosotros inclinados a anularlas o reducirlas a la nada.
Nosotros aumentaremos el esfuerzo para acelerar el sentido público del deber cívico.
Así, de esta manera nosotros dejaremos esta ciudad, no en igual o menos forma, sino más grande y más bonita de lo que nos fue dejada a nosotros”.

Acusa el Conseller Miquel Ramón en una entrevista en el Diario de Ibiza de hoy no solo al GEN, sino al resto de los blogs y los que participan en ellos de ser agresivos, de insultar mucho y de no argumentar nada.  En el mismo diario, otro “sujeto”  de nombre Roberto Torres dice que ahora hay pavimento donde antes solo había tierra compacta… bueno, vamos a dar un breve repaso e intentemos argumentar.

La calle San José siempre tuvo un empedrado que salvando las lógicas reparaciones periódicas, no desentonaba en absoluto. Y le confería además un carácter especial.

calle-san-jose_500

calle-san-jose_5001

Y este es el resultado…

escalera-calle-soledad_500

calle-san-jose-2009_500

Lo mismo podríamos decir de la Plaza de Vila. Como  podemos observar en las dos primeras fotos (cedidas muy amablemente por D. Lluís Llobet, la primera de finales del S. XIX, y la segunda correspondiente a la penúltima pavimentación de la misma, de los años 70 aprox? del siglo XX) siempre ha habido empedrado de piedra tradicional de alguna u otra manera.

plaza-de-vila_500

plaza-de-vila-2_500

plaza-de-vila-3_500

Esta última foto correspondiente a la última reforma de la Plaza, nos muestra como se puede seguir utilizando el mismo material y no quitarle el carácter al espacio.

Aquí nos encontramos con la Cuesta Vieja. Nadie discute a estas alturas la conveniencia de una reforma en su pavimento, ¿pero cambiarlo por adoquín?, ¿modificar el ángulo de la rampa y la configuración de los peldaños?…

cuesta-vieja_500

cuesta-vieja3_500

Más ejemplos. En esta foto del 7 de Octubre de 1907 (colección Joan Marí Cardona y portada del Libro de Felip Cirer Costa “El Bisbe de Sió i l’Eivissa del seu temps”) se puede observar como hasta la mismísima calle General Balanzat estaba empedrada… con mejor o peor fortuna, pero empedrada al fin y al cabo.

calle-general-balanzat_500

Esta otra foto de la calle San Rafael (cedida por D. Lluís Llobet, probablemente también de finales del XIX o principios del S. XX) nos muestra que algunas de las calles “menos importantes”  también se encontraban empedradas.

calle-san-rafael_500

Incluso la Calle Soledad (una de las calles más bonitas de toda Dalt Vila) conserva en algún tramo su antiguo empedrado.

calle-soledad_500

Y ya si nos queremos poner quisquillosos, y tiramos un poco más atrás en el tiempo, podemos observar como hace algunos siglos también utilizaban casi la misma técnica, como podemos ver en esta fotografía de un tramo de ¿calle pavimentada? en el yacimiento arqueológico del solar de la Casa Moutas, en la calle Joan Román, de Dalt Vila. ¿Curioso cuanto menos, no?.

casa-moutas_500

Para finalizar, una muestra de lo que permite y aconseja el Pepri actualmente vigente. Empedrado de la Ronda Calvi.

ronda-calvi_500

ronda-calvi-2_500

En fin, la cuestión no es la falta de argumentos, ni la falta de voluntad en consensuar un modelo entre todos, etc, la cuestión es que aquí se nos ha engañado, se nos ha toreado y al final se ha hecho lo mismo que en ocasiones anteriores: política de hechos consumado; con la connivencia y silencio despreciable de diversos actores ya sean políticos (de uno y otro signo, todos hermanados convenientemente), arquitectos y aparejadores (causantes muchos de ellos de los mayores estropicios como la escalera del Castillo, Can Botino, etc); salvapatrias defensores e intelectuales varios que se flagelaban ante cualquier actuación en nuestro patrimonio, técnicos de patrimonio (sic), otros que sin ser técnicos en patrimonio cobran por ello, etc. etc. etc. De los propios vecinos no pienso ni toca hablar aquí, hora de acuerdo luego en desacuerdo, ahora escribimos en el Diario protestando por esto, y luego no queremos que se arregle lo otro… en fin, cada uno a su conveniencia sin darse cuenta de que ellos mismos son los primeros que no tienen derecho a modificar su entorno a su antojo. En fin, Ud. tranquilo D. Lluís, esta querida y amada España nuestra es envidiosa e injusta por naturaleza; pero el tiempo siempre termina por poner a cada uno en su sitio.
Las fotografías están ahí. Son irrefutables. Son testimonios que “el aparato” no puede borrar, ni esconder,  ni hacer desparecer… que cada cual saque sus conclusiones. El mal ya está hecho y es irreversible.

Un saludo a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s