Sobre el traslado del Museo Arqueológico de Dalt Vila.


Tarde o temprano tenía que llegar… es una cuestión que no se podía dilatar indefinidamente en el tiempo, y además, existen unas normativas tanto nacionales como europeas en materia de seguridad y movilidad que hacían inviable el seguir manteniendo la exposición en su actual ubicación. Todo aquel que haya visitado las instalaciones lo reconocerá, y además la especial configuración del lugar hacen que cualquier actuación para adaptarse a las normas sea muy dificultosa, por lo que se impone el traslado. Aún me acuerdo de cuando se barajaban el edificio de los cuarteles de Simón Poulet en el Castillo para trasladar el Museo Arqueológico… pero bueno, esos eran otros tiempos.

Ahora nos anuncian que se piensa trasladar el museo a los terrenos junto al recinto ferial… pues muy bien, a mi no me parece mala idea. Así como en el caso del museo del Puig des Molins, se hace necesaria la construcción de un museo acorde a la importancia y tamaño de los fondos que contiene, más amplio para que puedan exponerse en condiciones óptimas los innumerables objetos que se quedan en los almacenes por falta de espacio.

A nuestro diputado Enrique Fajarnés no le parece buena idea, dice que es una mala noticia (sic)… bueno, cada cual tiene su criterio, pero desde luego decir que “si queremos rematar la recuperación del barrio y su modernización, llevarse una (esta) instalación de Dalt Vila no es bueno”; no creo que sean de museos de lo que carezca el barrio precisamente. No, ese no es el camino. Venimos quejándonos siempre que Dalt Vila se convierte irremisiblemente en un gran museo al aire libre, vacío de vida la mayor parte del año. Yo pienso que con el traslado, Dalt Vila ganará un nuevo espacio para uso y disfrute de todos… ¿para qué se utilizará?, pues ahí es donde las autoridades junto con los vecinos del barrio y el resto de los habitantes de la ciudad deben llegar a un consenso, ofrecer alternativas, ideas y sugerencias y entre todos acordar su futuro aprovechamientoMás museos no, por favor… debemos insuflar vida, actividad. Es el momento… ahora que se recupera el Polvorín, que se van a adecentar varias calles con sus infraestructuras, que la Pabordía despierta del sueño de los siglos, es un momento ideal para recuperar otro espacio privilegiado por su ubicación e importancia histórica. Es nuestra herencia y tenemos el deber de trasmitirla en condiciones, así como también el derecho a poder disfrutar de la misma.

Se admiten sugerencias.

Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s