Apadrina un monumento … por favor.


Me gustaría señalar un par de cosas, un par de ideas que me surgieron a raíz del anuncio por parte del Consell Insular de Ibiza de la puesta en marcha de una línea de “ayudas” para el “apadrinamiento de monumentos” (sic).

No aporta nada nuevo el Consell Insular con esta medida, ya que algunas instituciones llevan años con programas de subvenciones y ayudas parecidos.

Por su importancia, por su nivel de aceptación y por el grado de profesionalidad en cuanto a sus objetivos y puesta en marcha me voy a centrar en el caso del Consorcio de la ciudad monumental de Mérida y su Programa Mecenas.

Dicho programa Mecenas abarca todos los sectores de la sociedad, ya sean particulares, asociaciones culturales, empresas, medios de comunicación, etc; es decir, intenta involucrar a todos los sectores en el objetivo común de la defensa y promoción del Patrimonio.

A los particulares les ofrece una serie de servicios (visitas, revistas, descuentos, etc.), a los empresarios y medios de comunicación desgravaciones fiscales y publicidad en todos los proyectos compartidos, etc. etc. etc.

Se establecen cuotas mínimas anuales de entre 30 y 45 euros anuales para los particulares, y entre 100 y 2.000 euros para las empresas que quieran aportar una cantidad fija anual para los proyectos que se propongan.

A todos, particulares y empresarios, se les entrega una especie de tarjeta (tipo Visa) identificativa mediante la cual pueden acceder a las ventajas del mismo.

Y es aquí donde entra lógicamente el Consorcio Ibiza Patrimonio de la Humanidad, que es quién debería llevar el control del funcionamiento de dicho programa, poniendo en marcha paralelamente un apartado de merchandising (por poner un ejemplo) que a buen seguro redundaría en un aumento de los ingresos que luego podrían utilizarse para paliar la falta de ingresos directos que ahora mismo son inexistentes en dicho organismo, y que se nutre únicamente de las aportaciones de las administraciones públicas.

Ver enlace (aquí) para un breve resumen de las características de dicho programa.

Del proyecto promovido por el Consell Insular debo decir que lo que no veo claro es el hecho de dar ayudas a otras entidades para que luego estas vuelvan a gastar el mismo dinero en mantener o promocionar el Patrimonio… es decir, para eso que lo haga directamente el Consell Insular y seguro que saldrá mucho más barato, ya que todos sabemos lo que pasa con las subvenciones publicas…

Además se restringe la obtención de ayudas al ámbito únicamente de asociaciones o entidades culturales de Ibiza, pero ¿qué pasaría si una persona o varias a título particular quisiesen participar con un proyecto en concreto?, ¿no tendrían el mismo derecho?.

La idea del “apadrinamiento” de elementos de nuestro patrimonio está bien, pero creo sinceramente que el modelo del Programa Mecenas del Consorcio de Mérida se ajusta mejor al espíritu de estas actuaciones; hacer que la gente y las empresas se sientan coparticipes del dinero que entregan para que las instituciones públicas lleven a cabo los proyectos de recuperación y promoción.

De la otra forma, estamos hablando de cambiarle el nombre a lo que simplemente es una obligación que tienen tanto las instituciones como los propietarios de mantener en condiciones adecuadas los diferentes bienes patrimoniales repartidos a lo largo y ancho de nuestras islas.

Al menos, este es mi punto de vista.

Un cordial saludo a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s